martes, 5 de agosto de 2014

Los bomberos reciben más llamadas para abrir una puerta que los cerrajeros

Hasta ahora, jamás se me habría ocurrido preguntar cuál era el servicio más solicitado de los bomberos. ¿Qué sucede con más frecuencia, un incendio, un accidente, un rescate de alguien que ha quedado atrapado...?

Pues parece que no. La Generalitat se está planteando cobrar por el servicio que más demanda tiene y que es sin duda el que menos necesita de la asistencia urgente de un cuerpo especializado como los bomberos: la apertura de puertas, cuando alguien se deja las llaves dentro.

El cuerpo de bomberos es un servicio público y está siempre dispuesto a socorrer a la gente en circunstancias graves, pero a menos que dentro de casa haya un niño sólo, o se haya dejado algo en el fuego, con el peligro que conlleva, de ninguna manera se puede considerar que sea necesaria su intervención.

Resulta sorprendente que algo que se debería asociar con un servicio profesional como la cerrajería se suele confundir con una urgencia de vida o muerte como la que debería atender el cuerpo de bomberos. Y aún más sorprendente es que no se esté cobrando ya por ello.

Es algo parecido a lo que suecede con esos aficionados que se van a la montaña pertrechados sólo con unas gafas de sol y un bastón y cuando se desorientan, se pierden o sufren algún percance por no haberse preparado, estudiado el recorrido y llevar el material de necesario para la ruta, llaman a los servicios de rescate y se sienten ofendidos cuando les pasan la factura.

Quizás alguna abuelita que vive sola puede sentirse tentada de llamar a los bomberos si se ha dejado las llaves dentro, o quizá algún ciudadano/a se sienta faltamente atraído por ese aguerrido grupo de hombretones uniformados, altos, guapos, deportistas y pacientes que acuden a tu llamada para rescatarte... pero eso es algo que no se puede hacer sin un motivo justificado. Y un despiste con las llaves no lo es, siento decepcionarles.

La Generalitat tendrá que tomar medidas, entre otras cosas porque con los tiempos que corren es posible que se encuentre tarde o temprano con una denuncia por intrusismo profesional: los cerrajeros deben estar como mínimo "molestos con la competencia desleal de los bomberos".