viernes, 27 de enero de 2017

El caso del robo, primera vez que me pasaba como cerrajero Barcelona

Hace mucho tiempo en un día normal y corriente en la oficina, suena el teléfono, contesta la chica de la oficina, el cliente como siempre tiene prisa, me pasan el aviso de urgencia, salgo lo mas rápido que puedo, no tarde más de 10 minutos en llegar hasta donde se encontraba el cliente, bueno voy un poquito más rápido que los demás (digamos que soy un poco temerario), como de normal el cliente me esperaba abajo, bueno nada de que desconfiar hasta el momento, subimos al piso y me comenta que se le habían perdido las llaves, bueno procedo a hacerle la apertura de su puerta donde tenía un bombín tesa de puntos con escudo de seguridad anti taladro, pasado 5 minutos desde que llegue ya case tenia la puerta abierta, cuando de repente por la espalda alguien me golpea y me caigo al suelo, adivina quién era, la propietaria del piso, por mi sorpresa y claro la del cliente (ladrón) también. Bueno, claro el ladrón salió corriendo y yo me quede con la chica hasta que llegara la policía, y claro un buen rato identificándome explicando toda la situación, me salvo porque claro soy socio del gremi de serrallers y todos los trabajos que hacemos está completamente asegurado por un seguro y también contamos con un sistema de grabación de llamadas, así claro nos ahorramos problemas y también nos aseguramos de arreglar la cerradura del cliente sin costo ninguno, menos mal que no ha pasado nada mas grave. Pero viene la pregunta, ¿cómo podemos estar seguros de que no volverá a pasar?, al 100% nunca, pero podemos descartar y lo hemos comprobado con el tiempo haciendo funcionar, llamar un vecino, claro se hay alguno en este momento, para comprobar si esta persona es algo en el piso, documentación por delante, que ni siempre es efectivo porque puede que el piso sea de tus padres y usted viva en otro piso, no estando empadronado allí, bueno hay una serie de preguntas y confirmaciones que hacemos para garantizar la seguridad de no abrirnos casa ajena. Sentimos mucho por estas situaciones, por esto nos garantizamos lo máximo que podamos y reponemos el material dañado sin coste ninguno a la persona afectada.